La artroscopia, una técnica que elimina las secuelas de los esguinces

Los esguinces son un tipo de lesión muy frecuente, sobre todo en los ligamentos del tobillo. En todos los casos genera una pequeña cicatriz en los mismos que puede provocar dolores permanentes que, no obstante, pueden llegar a eliminarse mediante una técnica denominada artroscopia.

13 feb 2013 en Consejos sobre ortopedia - Lectura: min.

ortopedia
Las secuelas de los esguinces de tobillo pueden desaparecer gracias a la técnica de la artroscopia.

Un esguince es una lesión que supone un estiramiento, una torsión, una distensión e, incluso, una rasgadura de los ligamentos. Los más frecuentes suelen ser en la muñeca, el codo, la rodilla y, sobre todo, en el tobillo.

El problema no recae sólo en el hecho de tener esguince, que provoca dolor e inflamación de la zona afectada y, por tanto, una inmovilización temporal, sino en las consecuencias que puede suponer esta lesión.

Gracias a la técnica de artroscopia de tobillo se localiza la zona cicatricial patológica y se puede llegar a eliminar, y hacer desaparecer con ello, cualquier tipo de dolor o molestia.

Según indican los traumatólogos y los ortopedistas, lo más importante es, una vez diagnosticado, realizar un tratamiento adecuado al esguince. De la misma forma, recomiendan ser conscientes en todo momento de que se trata de una lesión que, como todas, deja una cicatriz, que es la reacción natural del tejido del organismo, por lo que es inevitable cierta pérdida de la elasticidad del ligamento.

No obstante, este hecho no es óbice para, por ejemplo, que los pacientes renuncien de forma definitiva a practicar deportes o a realizar cualquier actividad que realizaban de forma natural antes del problema.

La artroscopia consiste en abrir dos pequeños orificios en el tobillo –no es necesario abrir la articulación- a través de los cuales se trabaja para, mediante avanzadas técnicas médicas, anclar un sistema en el hueso que permite tensar el ligamento enfermo y proporcionarle de nuevo la fuerza que había perdido.

La principal ventaja de esta técnica está, por tanto, en poder eliminar las consecuencias del esguince sin realizar una cirugía que sea más invasiva que la propia cicatriz que se pretende eliminar. Además, la recuperación es muy rápida y el paciente percibe la mejoría en un periodo de tiempo relativamente corto.

Igualmente, la astroscopia puede emplearse para tratar otro tipo de patologías como las que afectan a los tendones del pie y el tobillo -peroneos, el tibial posterior o el tendón de Aquiles- como luxaciones o tendinitis.

Imagen: Medesport

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en guiaortopedia.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más